¿Quién inventó el masaje?

1. Orígenes de la práctica del masaje

De forma instintiva, el masaje debió ser utilizado por el ser humano desde la más remota antigüedad. Todos hemos vivido la experiencia de intentar aliviar un dolor o molestia propios o ajenos por medio de presiones o fricciones sobre zonas del cuerpo. Aún más lejos, algunos habréis observado cómo esta práctica es efectuada instintivamente por muchas especies animales.

El estudio de yacimientos arqueológicos hace pensar que en la prehistoria ya se utilizaban ungüentos y aceites para aplicar sobre dolores. Muchas de estas culturas utilizaban el masaje. Frecuentemente, en el seno de sus comunidades existía la figura del curandero (normalmente asociado a un líder espiritual), que era quien ejercía este oficio.

Con la aparición de la escritura, se escriben textos de medicina que muestran la importancia que tenía en la tradición sanitaria de la mayoría de civilizaciones.

2. El masaje en la antigua cultura china

En el Museo Británico hay documentos que demuestran que unos 3.000 años a.C. ya era conocido el masaje por la antigua cultura china. A esas técnicas las denominaban "amma" (presionar-rozar) y son muy suaves y sutiles.

Los programas universitarios de medicina tradicional china lo tienen entre sus asignaturas, y es practicado en todos los hospitales chinos.

3. En la antigua cultura hindú

Unos 1.800 años a.C. en la India se desarrolló el Ayurveda (arte de la vida). Entre su medicina encontramos enseñanzas de masaje, no sólo como terapia para el nivel físico, sino también para el mental. El masaje en el antiguo Egipto.

Diferentes grabados del antiguo Egipto muestran técnicas de masaje.

4. En la antigua Grecia

En la Grecia clásica se aplicaba también, incluso hasta en el terreno deportivo. Homero (siglo IX a.C.), ya mencionaba la aplicación del masaje a los militares durante las campañas bélicas, en un sentido curativo y relajante.

Esculapio (VII a.C.) fundó el primer gimnasio que pretendía promover la salud por medio de ejercicios, filosofía, baños, masaje, etc. Las mujeres griegas de esa época no dudaban en utilizar también el masaje con fines estéticos.

Hipócrates (sobre el IV a.C.), a quien los modernos occidentales consideramos frívolamente como el padre de la medicina, ya describía técnicas manuales específicas para el dolor y como trabajo para favorecer el funcionamiento de los órganos.

5. En la antigua Roma

Siguiendo la influencia griega, los romanos también asociaron el masaje con la gimnasia. La popularización de los baños públicos le dio asimismo un papel cotidiano, que podían ser utilizados para impregnar el cuerpo con aceites como para fines terapéuticos.

Hacia el año 40 antes de nuestra era, un médico llamado Celso describió con generosidad de detalles la utilización terapéutica del masaje en un sentido tan amplio como lo conocemos en la actualidad.

Galeno, médico del emperador Marco Aurelio incluyó entre los temas de su vasta obra tratados sobre masaje y ejercicios. Además de sus funciones en la corte imperial, atendía habitualmente a los gladiadores, y esto le permitió tener un estrecho contacto con las lesiones del aparato locomotor, acondicionamiento físico y técnicas de masaje. Su obra fue utilizada ampliamente durante el primer milenio de nuestra era.

Se dice del propio Julio César que recurría diariamente al masaje debido a sus problemas de salud.

6. En la Edad Media

Con la caída del Imperio Romano, el masaje y tantas otras cosas sufrieron un notable retroceso. Se escribe poco sobre medicina, y la clase médica abandona paulatinamente su práctica; son los sanadores, curanderos y comadronas quienes continúan con su utilización.

7. En el Islam

Este declive medieval es suplido por la expansión del Islam en el siglo VII, que recoge buena parte de la cultura de griegos y romanos. Avicena, durante el cambio de milenio, escribe abundante material, entre el cual se encuentran frecuentes alusiones al masaje, técnicas balnearias y ejercicios.

8. El masaje en el Renacimiento

El Renacimiento trae de nuevo el culto por la belleza, la expresión del cuerpo, y el masaje ya no es considerado como una práctica extraña. Ya en el siglo XVI hay muestras históricas de que los médicos reincorporan esta disciplina en sus protocolos de trabajo.

9. Siglos de transición hacia la era moderna

En el siglo de las luces, ya asistimos a un masaje estudiado científicamente, que alcanza un importante puesto dentro de los tratamientos médicos.

A principios del siglo XIX, el fisiólogo sueco Ling, estructura todos los ejercicios conocidos por él, creando la gimnasia médica.

La utilización de términos modernos(la mayoría en francés), se debe al médico holandés Johann Mezguer que, en la segunda mitad del siglo XIX consiguió que el masaje fuera considerado como una pieza funda- mental en la rehabilitación de los pacientes. Al mismo tiempo, en muchas escuelas de medicina germanas, se estudiaba como un elemento más a utilizar dentro de los tratamientos médicos. Por toda la Europa central y nórdica se utiliza este recurso, y se empiezan a crear sociedades de masajistas.

10. El masaje en la era moderna

Con la llegada de la tecnología y los avances en farmacología, en el siglo XX el masaje experimenta otro declive. Aún así, es en este siglo en el que se desarrollan y sistematizan muchos aspectos del masaje. Es también en el siglo XX donde vemos nacer grandes métodos como la Fricción Transversa Profunda de James Cyriax, el Masaje del Tejido Conjuntivo de Elizabeth Dicke, el Drenaje linfático manual de Emil Vodder.

En las últimas décadas del siglo XX, los países más industrializados experimentan una gran atracción por las terapias naturales, y ello provoca una expansión sin precedentes de estos métodos que, como vemos en la actualidad, están al alcance de todas las personas.

Si estás deseando saber más, échale un vistazo a nuestro curso de masajista: