Porqué estudié Auriculoterapia

Por qué te interesa estudiar Auriculoterapia

Te cuento porqué estudié Auriculoterapia

En los primeros años en los que estudié las Técnicas naturales, no me interesó estudiar la Auriculoterapia.

Ya trabajaba con Quiromasaje, Naturopatía y Reflexología podal, y estaba empezando a leer sobre Medicina tradicional china.

¡Un golpe… de suerte!

Pero entonces me ocurrió un incidente: sufrí una lesión de codo jugando un partido de baloncesto. Pensé que sería algo leve y que se iría en los días siguientes. No fue así. La lesión no se fue. Unos meses después tenía un examen de artes marciales. Con gran frustración y rabia, no pude entrenar ni realizarlo.

Estaba desesperado. No podía cargar pesos con ese brazo, ni siquiera llevar una bolsa de la compra. El dolor era tan molesto que muchas veces me despertaba por la noche.

Probé con todas la técnicas que manejaba y que conocía bien como experto. Después de 10 meses de padecimiento no encontraba ninguna solución.

Feliz encuentro

De nuevo me ocurrió otro incidente, pero en este caso para bien. Realicé un viaje para visitar a unos familiares en la ciudad donde vivía el profesor que me enseñó Reflexología podal. Le llamé para saludarle porque le tenía mucho aprecio y me invitó a su casa.

Tuvimos una agradable conversación sobre nuestras consultas y nuestras vidas. Le comenté lo que me estaba ocurriendo y mi frustración por ser un terapeuta incapaz de curarse a sí mismo.

Apenas interrumpió la conversación general que teníamos para decirme que ese tipo de situaciones se arreglaban muy bien con Auriculoterapia. En este momento comenzó mi respuesta a porqué estudié Auriculoterapia. Los consejos de un profesional honesto y veterano son perlas valiosas para quienes comienzan su camino.

El descubrimiento que explica el porqué decidí estudiar Auriculoterapia

Abrió un pequeño armario del mueble del salón y cogió lo que luego supe que era un palpador a presión.

Me presionó con él un punto de la oreja que al instante me produjo dolor. Reaccioné apartando la cabeza.

En ese mismo punto de dolor, me colocó con esparadrapo una especie de chincheta muy diminuta. Y seguimos hablando…

¡Apenas había pasado un cuarto de hora de entretenida conversación, cuando de repente me di cuenta de un gran cambio!

El dolor y la sensación de fragilidad de mi codo había desparecido totalmente. En su lugar me encontraba con la sensación de un codo nuevo y fresco. Me emocioné al comprobar que no me quedaban ni dolores, ni pinchazos, ni calambres.

Aliviar dolores … un trabajo sencillo y motivo suficiente para decidir aprender las técnicas reflejas de la Auriculterapia

Al profesor no le produjo emoción ni sorpresa alguna: no esperaba otra cosa. Para él era un trabajo rutinario, sin importancia.

De hecho, me dijo que, para no interrumpir nuestra conversación, no me había realizado un trabajo profundo. ¡Había sido en cierta manera un trabajo apenas para aliviar los síntomas!

Yo, desde luego, aún con los años que han pasado desde entonces, no lo he olvidado ni dejado de agradecer. Sabemos que esto de los dolores crónicos y las incapacidades suele ser difícil de sobrellevar.

¡Famoso por mis tratamientos con la Auriculoterapia!

No tardé en inscribirme en una formación de Auriculoterapia

Tan pronto como la aprendí, la incorporé de inmediato a mi trabajo en consulta. La satisfacción personal y la de mis clientes aumentó rápidamente y el éxito de mi consulta se disparó.

Por esta experiencia vivida en primera persona te cuento porqué estudié Auriculoterapia, con la esperanza y el deseo de que pueda serte revelador.
La Auriculterapia resultó ser el complemento ideal para las tres técnicas que ya practicaba. La evaluación y el tratamiento se apoyaron de forma clara en esta gran herramienta.

Más tarde acabó siendo en muchas ocasiones la técnica principal o incluso la técnica única. ¡Hasta llegué a ser famoso durante unos años por los tratamientos anti-tabaco que realizaba con la Auriculoterapia!

Pero esto es otra historia, que quizás servirá para otro artículo. Hoy quise contarte porqué estudié Auriculoterapia

Deja una respuesta

<p style="text-align: justify;">'Estudios de la Salud' te informa que los datos de carácter personal que proporciones escribiendo un comentario serán tratados por 'Estudios de la Salud'. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es gestionar los comentarios y controlar el spam. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Los datos que facilites estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting Axarnet (https://axarnet.es) en Europa. Ver política de privacidad de Axarnet: https://www.axarnet.es/aviso-legal/. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email contacto(@)estudiosdelasalud.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad en https://estudiosdelasalud.es/politica-de-privacidad/