5 razones para practicar el Método Pilates

Introducción

Ultimamente, escuchamos en la calle y en los medios de comunicación, que muchas personas están practicando el Método Pilates.

Aún así, en este presente todavía no es bien conocido por toda la población. Muchas personas se hacen una pregunta básica: ¿Qué beneficios reales me puede procurar el método, que justifique invertir tiempo y dinero en su aprendizaje y práctica?

Este artículo explica algunos beneficios principales

Beneficios del Método Pilates

Aumento de la elasticidad

La práctica asidua del Método Pilates va produciendo un progresivo aumento de las elasticidad de músculos, tendones, aponeurosis y fascias.

Este beneficio suele ser el más evidente. Los primeros ejercicios muestran las señales de nuestra falta de elasticidad. Por ejemplo, los acortamientos que nos impiden llegar a alcanzar la postura final; o las tensiones y molestias de nuestros tejidos blandos, cuando los llevamos cerca de su límite actual.

A medida que avanzamos en la práctica, esas limitaciones y molestias van desapareciendo. Lo vemos con los ojos y lo sentimos en todo el cuerpo.

Aumento de la movilidad articular

También los ejercicios de Pilates actúan sobre la estructura anatómica y la fisiología articular.

En la fisiología de cada articulación están los ligamentos, la cápsula articular y el sistema miofascial. Con la práctica del Método Pilates, estos elementos se armonizan y coordinan mejor, optimizándose la propiocepción.

Podemos imaginar la suma de todas las articulaciones del cuerpo en buen estado, la sensación de libertad corporal que produce.

 Aumento del rendimiento psicofísico

Cuando el cuerpo tiene una elasticidad insuficiente y su movimiento articular está limitado, sufre un permanente aumento de consumo de energía y recursos para adaptarse a su situación, para poder funcionar a pesar de ella.

El aumento de consumo de energía produce frecuentemente ansiedad por comer más, y por comer alimentos con capacidad excitante.

También ese sobre esfuerzo permanente produce un aumento de la tensión interna, hasta el punto de que muchas personas toman esa tensión constante por la normalidad.

Unos cuantos años con tensión interna permanente, conducen al cansancio crónico primero, y al agotamiento progresivo después.

El equilibrio que produce la práctica del Método Pilates impide o revierte ese proceso. En poco tiempo podemos comprobar una mayor capacidad general con un esfuerzo menor.

Prevención de lesiones

Muchas lesiones se producen debido a la desarmonía de nuestros movimientos, a la falta de coordinación y a la insuficiente conciencia corporal que solemos tener.

Las lesiones no son hechos infrecuentes o aislados en nuestra sociedad. Si nos sentamos en la sala de espera de una consulta de medicina general, comprobaremos el porcentaje de pacientes que acuden por lesiones y dolores agudos o crónicos, la mayoría de los cuales se pueden evitar por medio de un buen mantenimiento del aparato locomotor.

Favorece el descanso

Muchas personas se quejan actualmente debido a un descanso insuficiente. Cuando examinamos su vida diaria, nos damos cuenta de que viven en desequilibrio.

Por ejemplo, muchas personas que se quejan de falta de descanso, se van a dormir a las 12 de la noche cuando se tienen que levantar a las 7 de la mañana.

Nos dicen que si se van antes no pueden conciliar el sueño. ¿Y porqué no pueden conciliar el sueño? Por la tensión interna que han mantenido todo el día, sumada a las preocupaciones y a los alimentos excitantes para proveer una energía que se malgasta.

El Método Pilates procura un equilibrio al cuerpo físico. Sabemos hoy en día que somos una unidad cuerpo-mente indisoluble. Un equilibrio en el cuerpo produce un equilibrio en la mente. Una mente equilibrada  tiene más lucidez para tomar decisiones, produce una vida diaria satisfactoria, un funcionamiento personal y social mejor. Como también elimina la tensión interna, nos encontramos con que la persona llega a la noche en un estado  apropiado para dormir más horas y de mejor calidad.

Conclusión

Estos 5 beneficios no son los únicos, hay otros más que se producen en el Método Pilates. Aunque para empezar, es más que suficiente para desear mejorar la propia salud física, emocional y social, que a su vez aumentarán nuestra felicidad y la de nuestro entorno.

El Método Pilates no es el único que produce estos beneficios, pero sí es uno de ellos. Así que si no practicas ninguno, aquí tienes una opción recomendable. ¡Feliz práctica!

Deja una respuesta

<p style="text-align: justify;">'Estudios de la Salud' te informa que los datos de carácter personal que proporciones escribiendo un comentario serán tratados por 'Estudios de la Salud'. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es gestionar los comentarios y controlar el spam. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Los datos que facilites estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting Axarnet (https://axarnet.es) en Europa. Ver política de privacidad de Axarnet: https://www.axarnet.es/aviso-legal/. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email contacto(@)estudiosdelasalud.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad en https://estudiosdelasalud.es/politica-de-privacidad/