4 sesiones de auriculoterapia para el estrés

Muchos clientes de las Técnicas naturales de salud sufren de estrés.  Puede ser bien abordado desde la mayoría de ellas. En este escrito vamos a explicaros enfocar 4 sesiones de auriculoterapia para el estrés, de manera sencilla y eficaz, según la pedagogía y la clínica probada en Centro de Estudios de la Salud (CES)

Como otras veces, lo primero es recordar que no existe la receta universal. Es sabido, no existe la enfermedad sino sólo el enfermo, que es individual e irrepetible. Por ello,  la individualización de cada caso es lo que mejor resultado nos dará.
Para realizar las 4 sesiones de auriculoterapia enfocadas al tratamiento de personas sometidas a estrés, este artículo supone una orientación valiosa y eficaz.

Sesión 1 – Primer paso de las 4 sesiones de auriculoterapia para combatir el estrés

En esta primera imagen hemos representado aproximadamente la situación del área principal correspondiente al Sistema nervioso central.

Aunque hay más áreas de la persona que se van a encontrar afectadas por el estrés, puedes empezar por explorar ésta.

Con la punta de un bolígrafo …

Si dispones de un palpador a presión, estupendo. Si no lo tienes, pues puedes utilizar la punta de un bolígrafo que no escriba o algún objeto similar. Siempre has de trabajar en ambos pabellones auriculares cada una de las técnicas.

Es así de sencillo es encontrar la presión perfecta

Empieza presionando cada punto de esta área. Si utilizas un bolígrafo y en casa dispones de alguna balanza de cocina, puedes presionar sobre la balanza con la punta del bolígrafo para darte cuenta de la presión.

1/4 de kilo

Cuando la balanza muestra que es de unos 250 gramos, ésta es la presión óptima que realizarás sobre el pabellón auricular de la persona.

Puedes memorizar cada punto en el que, al presionar, la persona te muestre que le molesta. Pero, si lo prefieres, también puedes marcarlo con un lápiz.

Tratamiento suave de cada punto que cause molestia

Al terminar, puedes realizar un tratamiento en cada uno de esos puntos. Presiona de manera suave e intermitente  para que la sesión no produzca desagrado.

Una herramienta sencilla para calmar

Luego, podemos realizar un masaje calmante en toda esa área por medio de una presión moderada siguiendo un avance lento en espiral. Otra opción es calmar   quedándonos en una zona realizando círculos.

Este masaje lo podemos realizar con cualquier objeto que tenga una punta redondeada de unos 4 a 8 mm. Como cualquiera de los dos extremos de este bolígrafo que puedes ver en la fotografía.

Sesión 2 – Armonizar el nervio vago para disminuir el estrés

En la segunda sesión, la persona te dirá cómo se ha sentido después de tu primer tratamiento.  Con esa información adecuarás la sesión si algún dato te indica como aconsejable modificarla.

Revisar el área del Sistema Nervioso Central

Normalmente, puedes empezar revisando el área del SNC con la que trabajaste en la primera sesión, seguida del masaje.

Evaluar al Nervio vago

A esta sesión le puedes añadir al final la evaluación de uno de los puntos correspondientes al Nervio vago.
En esta imagen se muestra, en la zona posterior del pabellón auricular. Una vez evaluado, puedes armonizarlo por medio de masaje con tu objeto de punta redondeada.

Sesión 3 – El sistema ortosimpático a la palestra

Una vez escuchada la persona, puedes realizar el masaje en el área del SNC, sin la evaluación ni el trabajo sobre los puntos.

Luego puedes evaluar y masajear el punto correspondiente al Nervio vago.

Turno del sistema ortosimpático

A continuación, puedes evaluar los puntos correspondientes al sistema ortosimpático y terminar con un masaje de esa línea.

Sesión 4 – Ultimo implicado en el estrés

¡Es la esta última sesión! Después de atender los comentarios de la persona, puedes realizar la evaluación de los puntos de la cadena ortosimpática.

Turno del sistema parasimpático

Puedes evaluar los 9 puntos principales del sistema parasimpático y realizar un tratamiento sobre ellos con el propio palpador a presión o el bolígrafo que no escribe.

Estos puntos son:

1. Plexo lumboaórtico
2. Plexo celiaco
3. Plexo parasimpático pélvico
4. Plexo pulmonar
5. Plexo parasimpático craneal
6. Proyección del ojo
7. Proyección de los senos
8. Glándulas salivares
9. Proyección de las parótidas

Finalizas la sesión con un masaje en la línea del SNC, la línea ortosimpática y los puntos del sistema parasimpático.

Valora si es necesario continuar. Posteriormente puedes realizar una evaluación general de los pabellones auriculares para tener un inventario de los puntos activos, comprender lo que muestran y plantear un tratamiento individualizado.

Prueba y cuéntanos si te ha sido útiles estas 4 sesiones de auriculoterapia para el estrés. ¡Esperamos tu repuesta y compartiremos otras experiencias contigo!

Deja una respuesta

<p style="text-align: justify;">'Estudios de la Salud' te informa que los datos de carácter personal que proporciones escribiendo un comentario serán tratados por 'Estudios de la Salud'. La finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales es gestionar los comentarios y controlar el spam. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Los datos que facilites estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting Axarnet (https://axarnet.es) en Europa. Ver política de privacidad de Axarnet: https://www.axarnet.es/aviso-legal/. Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos a través del email contacto(@)estudiosdelasalud.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar nuestra Política de Privacidad en https://estudiosdelasalud.es/politica-de-privacidad/